La fe vs. la tecnología

David y Sara LontQueridos hermanos y amigos de Escuela Avanzada:

Quiero tomar esta oportunidad para saludarles e invitarles a reflexionar sobre un tema que todo pastor, líder, y cristiano en general está enfrentando en nuestros días — el lugar de la tecnología en nuestras vidas, familias e iglesias.

Fe vs. Tecnología

¿En qué formas afecta la tecnología nuestra fe, las reuniones de la iglesia, nuestra convivencia como hermanos en Cristo, nuestros tiempos devocionales? Quiero proponer una lista de algunas formas que he observado.

Biblias electrónicas

Muchos estamos utilizando Biblias electrónicas, en teléfonos, tabletas y computadoras. Personalmente no creo que esto en sí sea malo; más bien, en lo personal, a mí me ha ayudado. Desde que tengo la Biblia en mi tableta y celular, he leído más de la Palabra que nunca antes en mi vida. He subrayado muchos versículos y pasajes, he hecho apuntes sobre ciertos versículos que el Espíritu Santo ilumina mientras leo. Nunca ha sido tan fácil tener acceso a la Palabra de Dios en cualquier momento.

Por el lado negativo, algunos pastores desaprueban del uso de la Biblia en celulares o tabletas en los cultos. Creen que es demasiado fácil para muchos estar viendo el Facebook, las noticias, Twitter, fotos, etc., durante la predicación y prefieren que los congregantes lleven una Biblia impresa.

Personalmente, no tengo un problema con Biblias electrónicas en nuestra iglesia. Creo que si una persona no está allí para recibir la Palabra, va a buscar algo que hacer con su mente de todas formas, tenga o no tenga un aparato electrónico frente a él o ella. Creo que los que tienen hambre de la Palabra recibirán, sea con una Biblia impresa o una Biblia en su celular. Sin embargo, entiendo porque otros pastores tienen otra opinión.

Facebook, Twitter, y otros medios sociales

Los medios sociales son en sí un tema completo. Pero sólo quiero mencionar algunos beneficios y algunos estorbos que crean para nuestras relaciones y nuestra fe como discípulos de Cristo.

  1. Algunos los usan para debatir temas teológicos, y creo que eso, en vez de edificar, puede volverse un vicio que no edifica a nadie.
  2. Algunos los usan para animar a otros y hasta evangelizar. ¡Qué bonito ver a cristianos que dejan brillar la luz de Cristo y su testimonio por medio de ellos.
  3. Algunos los usan para chismear y enterarse de los nuevos chismes. Hermanos, el chisme es chisme, sea en persona o por escrito. (Debes leer Lv. 19:16).
  4. Algunos los usan para mantenerse en contacto con amigos y familiares que viven lejos. Esto es un uso excelente de los medios.
  5. Casi todos los medios sociales pueden causar una cierta adicción.
  6. ¡Los medios sociales roban nuestro tiempo si no somos disciplinados! Muchos abren el Facebook o Twitter temprano cada mañana en vez de abrir la Palabra de Dios.

En cuanto a la vida familiar y de pareja, creo que los medios sociales han hecho bastante daño en la sociedad colectiva. En muchas familias, cada quien está en su mundo, viendo una pantalla, haciendo ‘clic’ sobre el celular, mandando fotos del gato a uno de sus 999 “amigos” de Facebook. Los medios están desconectándonos de las personas que amamos y robando parte del tiempo que deberíamos de pasar con ellos. Pueden estar sentados el esposo y la esposa en un restaurante, tomando juntos un café, pero cada quien en silencio, viendo su celular. Lo mismo puede suceder en reuniones familiares o reuniones de los hermanos de la iglesia.

Tecnología en general

Dios le dijo a Daniel: Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará. Me llama mucho la atención esa última frase, porque estamos viviendo en tiempos en los cuales la ciencia y la tecnología están aumentando a un paso exponencial.

Debemos recordar que estamos en el mundo, aunque no somos del mundo (Jn. 17:14-15). No podemos ignorar el hecho de que la tecnología existe y nos afecta. No debemos cerrarnos a la idea de utilizar la tecnología. Pero sí, debemos tener cuidado de no ser esclavos a la tecnología y que absorba nuestro tiempo, nuestras relaciones y nuestra realidad.

Puede haber una esposa que necesita ser escuchada mientras el esposo está viendo el fútbol en la pantalla. Puede haber una señorita cuyo corazón está clamando por la atención de una madre mientras su mamá está jugando “Candy Crush”. Puede haber un vecino que está en necesidad de oír de la salvación, mientras nosotros estamos demasiado ocupados picándole aquí y allá en la pantalla de nuestros aparatos.

Por supuesto, hay cosas buenas y positivas que la tecnología provee. Provee un medio para alcanzar a mucha gente con el Evangelio. Podemos estudiar en línea, oír predicaciones en línea, escuchar música cristiana, edificarnos en nuestra fe.

A fin de cuentas, debemos preguntarnos: ¿La tecnología que estoy usando me ayuda a acercarme a Dios, a tener comunión con Él, a relacionarme de una forma santa con otros? ¿Me está edificando en mi fe? ¿Está llevándome a amar más a Dios, y a mis semejantes? ¿Lo estoy demostrando con mis acciones, palabras y “tweets”? ¿Trae unidad y amor en la familia?

Si no es así, quizá debemos cambiar nuestras prioridades, o aún tomar medidas drásticas para cortar con ciertas “adicciones tecnológicas” que están distrayéndonos de lo que es realmente importante.

Termino con un versículo de Cantares:

Cantares 2:15: Cazadnos las zorras, las zorras pequeñas, que echan a perder las viñas;…

¿A caso habrá “zorras tecnológicas” que están echando a perder las viñas del Señor? Si es así, hay que cazarlas.

Me despido en el nombre del Señor, con deseos de verlos en persona en Cuernavaca para nuestro seminario “Encendidos en Él” los días 23-26 de enero, 2017. ¡Nos vemos allí!

En Cristo,

Pastor David Lont
de parte del equipo de Escuela Avanzada de Ministerio

7 Respuestas a “La fe vs. la tecnología”

  1. Tremendo estamos en los tiempos más hermosos de la historia. Pero muy peligrosos gracias pastores tengan bendiciones Sobrenaturales.

    1. Gracias, María. Saludos a tu esposo de nuestra parte, también. Fue un gusto volverlos a ver en septiembre. Bendiciones.

  2. Debemos tomar en cuenta esta reflexión y urge predicar sobre esto en las congregaciones, hay muchos matrimonios de líderes que están vacíos y secos debido a que la influencia de la tecnología pudo más y no hay comunicación en la familia. (Se descuidó la oración). Dios les guarde en todo momento pastores, éxito.

Los comentarios están cerrados.

Arriba