Año Nuevo 2018

enero, 2018

Queridos Hermanos,

Les mando una carta para el Año Nuevo.

“Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.” 2 Ti. 2:3

La salvación le califica para entrar en el servicio de Jesús, el Rey de los reyes. Las batallas de Él llegan a ser sus batallas, y las estrategias de Él llegan a ser sus estrategias. No hay escape; está en la batalla hasta su fin. Satanás ya ha declarado guerra, y significa conquistar o ser conquistado. Él va a atacar en 3 lugares: El ataque del mundo. ¿Ha sentido que no queda muy bien con el mundo? Está bien no debe hacerlo porque “…amistad con el mundo le convierte en un enemigo de Dios.” (Stg. 4:4) No hay una co-existencia pacífica en esta guerra.

No debemos ser como el mundo. Podemos estar en el mundo sin aceptar sus ideas y valores, la moralidad relativa y sus actitudes hacia Dios, Sus planes, Su Palabra, y Su pueblo. El mundo está deseando poder, popularidad, y auto-promoción. Estos están en contra de los principios de las Escrituras.

“La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a los viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo.” (Stg. 1:27)

Jesús nos dijo que no permitiéramos al mundo gobernarnos con su afán por las cosas materiales, y su temor de nunca tener lo suficiente para suplir sus necesidades (Mt. 6:25-34).

Somos llamados a ser “sal” y “luz” para poder influenciar al mundo. Cuando el mundo ya no puede distinguirnos de ellos mismos, significa que nuestra luz se ha apagado y nuestra sal ha perdido su sabor.

Para prosperar en medio de la batalla debemos reconocer que otro ataque viene de la carne. Durante la Guerra Americana Civil miles de soldados confederados y “Yankees” fueron matados por “fuego de amigos”. No tenían uniformes y no podían ser identificados. Tenemos que identificarnos si somos de Cristo Jesús o de Satanás. Al estar conectado con el líder Principal, Jesús, vamos adelante a la victoria, orando en el Espíritu en todo tiempo.

Les deseamos un Año Nuevo bueno con muchísima bendición.

Con Amor en Jesús,

Bill y Gerda Brown

y el Equipo de Escuela Avanzada

Top