Seminario Virtual

EAM 2023

Licenciatura

Saludos de Bill y Bárbara

Bill y Bárbara Brown

Estimados pastores, líderes y amigos de EAM:

Recibí esta carta y básicamente cubría mis sentimientos, pero también he añadido unos de mis pensamientos.

Una pregunta que se ha hecho una y otra vez en estas últimas semanas, y no la hago a la ligera, es: ¿Cómo estás? ¿Te encuentras bien? ¿Te sientes animado? ¿Cómo va tu ministerio? Agradezco al Señor diariamente que estoy bien, pero no es el caso de muchas personas en todo el mundo. Nos encantaría saber cómo te va y cómo va tu ministerio con tantos trastornos que todos estamos experimentando. Estamos tan bendecidos de tener un Padre Celestial que nos cuida y tenemos la seguridad de que Él se preocupa por nosotros, y podemos llevar nuestras cargas al Señor y dejarlas allí.

No hay duda de que Dios está tramando algo. El desafío para cada uno de nosotros es abrir nuestros corazones y mentes a lo que podría ser, para la sociedad en general y para cada uno de nosotros individualmente. Dios no desperdicia ninguna oportunidad – incluyendo esta pandemia – para traer la gloria a sí mismo.

Nunca deja de sorprenderme cómo puedo leer las Escrituras muchas veces y, sin embargo, a menudo una nueva verdad me aparece cuando más la necesito. Muchos de nosotros estamos aislados de nuestra familia y amigos, y uno se siente solo.

Antes de la Pascua leía la historia de la muerte y resurrección de Cristo en Juan, y este versículo nunca antes me había impresionado, es Juan 16 al final de los versículos 33 y 34: “Y sin embargo yo (JESÚS) no estoy solo, porque el Padre está conmigo. Estas cosas os he dicho, para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis tribulación; pero confiad, yo he vencido al mundo”. ¡NO ESTOY SOLO, PORQUE EL PADRE ESTÁ CONMIGO! Son palabras de gran consuelo. ¡Alabado sea el Señor!

Estamos aislados aquí en Canadá y por ahora solo podemos ir a la tienda de alimentos y a la farmacia para obtener medicinas. Todo esto es para evitar la propagación del virus, y estamos cumpliendo.

El Salmo 91 ha estado mucho en mi mente. “El que habita al abrigo del Altísimo…” Dice habitar, no visitar. Hay una diferencia, así que por favor, permanece habitando allí.

Estamos orando para que la protección, provisión, ayuda y bendición de Dios sean su porción.

Dios les bendiga ricamente,

Bill y Bárbara Brown y el equipo EAM

2 Replies to “Saludos de Bill y Bárbara”

  1. Saludos Pastores desde la Ciudad de México, Dios siga bendiciendo cada ministerio y que nos de sabiduría a través de los que se está viviendo día a día.
    Es verdad Dios tiene algo más para nosotros y debemos de estar preparados para seguir adelante.

  2. Pastor estos tiempos han sido tan difíciles en mi familia y ministerio, tuvimos que dejar el salón que rentabamos para la congregación de manera definitiva esperando que el Señor nos lleve a una nueva tierra en cuanto la pandemia pase… estoy orando por eso he tenido persecución y amenazas de muerte por parte de algunos vecinos, mi hija y esposo se fueron antes de la pandemia y de verdad que esta palabra reconforta mi alma de esta manera en la cual usted con amor la transmite Dios le bendiga y le guarde, aun necesitamos a nuestro apóstol y maestro y saludos a su esposita y un abrazo para ambos

Comments are closed.

Top