Formados bajo presión

Queridos pastores, líderes y amigos de EAM:

En la historia de nuestra vida hay momentos que nos definen y nos moldean. Todos estamos viviendo este proceso de una forma más intensa, puesto que estamos rodeados de un tiempo único el cual la gran mayoría de nosotros nunca antes habíamos experimentado. Estamos en medio de una pandemia, encierro, enfermedad, muerte, retos grandes que nos han empujado a tomar decisiones fuertes en nuestra vida y ministerios. Creo que en medio de todo este caos lo más importante somos tú y yo como siervos de Dios. ¿Estamos viviendo como Dios manda? Me pregunto si esto que estamos enfrentando está verdaderamente moldeando y definiendo quiénes somos. Considero que es un buen momento para tomar un respiro y pedir a Dios que nos ayude a evaluarnos correctamente, y así poder cumplir nuestro propósito y llamado en este tiempo de la historia.

“Por lo tanto, yo, prisionero por servir al Señor, les suplico que lleven una vida digna del llamado que han recibido de Dios, porque en verdad han sido llamados.” Ef. 4:1 NTV

Es verdad que no ha sido fácil y quizá en este momento estás desanimado. Ha sido un año difícil y de muchos retos para todos, el matrimonio, los hijos, el trabajo, la iglesia, los hermanos enfermos, los funerales, etc. Todo cambió y quizá estás enfrentando retos fuertes, pero quiero recordarte que tienes un llamado de Dios en tu vida, un llamado glorioso y con un propósito eterno. Todo esto es solo pasajero; nuestro enfoque está en lo celestial. Mientras tanto, recuerda que Dios te escogió para vivir una vida digna del llamado en este tiempo y para esta hora. Así que te animo a levantarte y caminar hacia las promesas de Dios para ti.

Los retos que enfrentas, son lo que Dios está utilizando para tu crecimiento. Él sigue formando tu vida; ¡no ha terminado! El Señor confía en que tú te pondrás sobre tus pies y avanzarás Su obra. No te quedarás sentado; al contrario, tomarás de Su fuerza y fortaleza en tu vida y arrebatarás el reino de Dios donde Él te ha colocado.

“Sean siempre humildes y amables. Sean pacientes unos con otros y tolérense las faltas por amor.” Ef. 4:2 NTV

En estos tiempos de dificultad Pablo nos anima a ser humildes y amables, pacientes y tolerantes con los demás en amor. Pareciera como si este consejo de la Palabra fuera un tanto difícil de vivirlo, puesto que vemos a nuestro alrededor todo lo contrario. O quizá aún en tu propio hogar está siendo muy difícil ser humilde y tolerante. Pero me gustaría proponerte a pensar en los demás antes que en ti mismo. Para mí ser humilde es darme cuenta en dónde he estado y lo que Dios ha hecho en mí, y si lo considero, me será más fácil tener empatía por los que la necesitan. Si nos ponemos a pensar lo mucho que Dios nos ha perdonado a nosotros nuestras faltas, será más fácil perdonar y mostrar amor a los que están a nuestro alrededor.

Considero que el lugar más importante donde practicamos estas cualidades es nuestro hogar. ¡Sí, leíste bien! En casa encontramos nuestro principal ministerio y llamado. Ahí tienes tu principal iglesia, donde hay dos o tres reunidos en el nombre de Cristo, Él está ahí. Tu familia es lo más importante en este tiempo. Ahí es donde tú puedes ejercer tu llamado. Recuerda que cuando apoyas a tu esposa en los quehaceres y ella trabaja con gozo a tu lado, están siendo amables el uno con el otro. Cuando apoyas a tus hijos en medio del caos y la frustración que quizá están enfrentando, y ministras a sus vidas siendo paciente y tolerante, esto es ser humilde. Quiero invitarte a no olvidar a la iglesia que Dios te ha delegado, ¡tu familia!

Estamos viviendo tiempos muy críticos y difíciles. Necesitamos atender el principal rebaño que tenemos, a nuestra familia, ayudándole a edificar cimientos sólidos y resistentes en la Palabra de Dios para enfrentar cualquier tormenta.

El apóstol Pablo nos está dando una lista de aptitudes que definen nuestro carácter, el cual puede ser determinante en nuestro llamado. Es por ello que me gustaría animarte a poner mucha atención a cómo estás viviendo en este tiempo de grandes retos. ¿Estás cumpliendo tu llamado con humildad hacia los que te rodean? ¿Eres amable principalmente con los de tu hogar y estás demostrando tolerancia en este tiempo de retos? De verdad espero que sí lo estás viviendo como algo normal en tu hogar.

“Hagan todo lo posible por mantenerse unidos en el Espíritu y enlazados mediante la paz.” Ef. 4:3 NTV

Finalmente, me gustaría animarte a hacer todo lo posible por tener unidad espiritual, primeramente en tu relación con Dios, ya que esto determina todo en tu vida. La unidad que tengas con el Espíritu Santo finalmente determinará quién eres. Él es quien te define y moldea día a día. Y segundo, pero no menos importante, busca tener unidad espiritual con tu cónyuge, ya que esto es esencial. Traerá paz, gozo, crecimiento y un mismo sentir para cumplir el llamado de Dios en sus vidas en estos tiempos. Si logramos estar entrelazados y en un mismo sentir, habrá paz en nuestro hogar, nuestros hijos estarán seguros y felices, y entonces podremos vivir en el llamado de Dios.

Recuerden que en este próximo mes de enero, 2021, NO HABRÁ seminario en Cuernavaca debido a la pandemia, pero los esperaremos nuevamente en el año 2022. Mientras tanto, aprovecho para invitarles a participar en nuestra Escuela Bíblica en línea. Iniciaremos cursos totalmente en línea en el mes de febrero, 2021, con la participación de varios de los maestros que ustedes conocen de Escuela Avanzada: Homero Ríos, Humberto Trejo, Merari Trejo, Jacobo Mondragón, David Lont y Mark Simpson. Estaremos ofreciendo un nuevo curso sobre la historia de la iglesia con el Pastor Jacobo Mondragón.

Les amamos y pedimos la bendición del Señor sobre cada uno de ustedes.

En Cristo,

Sara Lont
De parte del equipo de Escuela Avanzada de Ministerio

Arriba