EL AMOR DE DIOS

Pastora Romelia de Trejo

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. (Juan 3:16, RV60)

Bendiciones para toda la familia de Escuela Avanzada de Ministerio, deseando que cada uno de ustedes tenga un año lleno de la presencia maravillosa de Dios en sus hogares y congregaciones. 

En el mes de Febrero la mayoría de las personas celebran el día del Amor y la Amistad, la gente celebra a “San Valentín, el Cupido del Amor”. El día 14 de Febrero de cada año se reúnen las parejas para comer o cenar, se dan regalos, etc… Muchas parejas aprovechan ese día para comprometerse dando el anillo de compromiso o poniendo fecha para casarse. Muchos matrimonios también aprovechan para renovar sus votos ese día especial; sin embargo, muchas parejas, pasados los años… experimentan situaciones dolorosas como odio, rencor, engaños, divorcios, y en ocasiones muy extremas hasta llegan al suicidio, a pesar de haberse jurado tanto amor y lealtad en ese día especial.

Esta pandemia y el estar más aislados, nos ha permitido recapacitar para entender que como hijos de Dios somos la luz del mundo. Estando más tiempo en casa hemos incrementado nuestros tiempos de oración, ayuno y comunión más cercana con el Señor, y así, con menos distracciones; podemos hoy interceder por estas personas que han caído en la frialdad del desamor y la rutina del mundo.   

y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. (Mateo 24:12, RV60)

Somos nosotros quienes experimentamos de primera mano el “verdadero amor”, el cual desciende de Dios…   

Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él. (1 Juan 3:1, RV60)

En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. (1 Juan 4:10, RV60)

Es nuestra obligación, pero también nuestra derecho, poder compartir este amor verdadero e inalterable a un mundo sin amor y esperanza. Puesto que en estos últimos tiempos se carece de ese verdadero amor aún entre la misma familia, muchos matrimonios están divididos, con tristeza vemos que no les interesan ni sus propios hijos, se los reparten como si fueran cualquier objeto sin valor.

Hoy en día es sumamente importante dar a conocer al mundo que Dios, es una persona con quien los cristianos podemos disfrutar de una comunión íntima y creciente, caracterizada por ese amor ideal, un amor sin límites e inagotable que proviene del mismo corazón de Dios, el cual nos ha manifestado desde el principio de los siglos.

en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, (Efesios 1:5, RV60)

Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia. (Jeremías 31:3, RV60)

35¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 36Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. 37Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 8:35-39, RV60)

El año 2020 fue muy difícil, muchos de nuestros consiervos, familiares y amigos, partieron con el Señor a Su presencia, pero también nos convertimos en testigos del amor y misericordia de Dios, pudimos vivir sus milagros, provisión, cuidado, sanidad, protección; y sin el afán de terminar con esa lista de bendiciones, tenemos grandes expectativas y confianza en la benevolencia de nuestro Fiel Dios. Esperamos que este 2021 traiga mayores manifestaciones de su poder sobrenatural en todos los aspectos de su vida y ministerio Y que sea usted quien lleve este amor a todo lugar para compartirlo con las personas que tanto lo carecen. Prediquemos con toda solicitud de ese amor eterno e inagotable que Dios tiene por cada persona de esta humanidad.

Recordemos todos los días: Dios es amor. (1 Jn. 4:8.)

Un abrazo fraterno para cada uno de ustedes. La gracia del Señor Jesucristo los rodee.

Pastora Romelia De Trejo

Una respuesta a “EL AMOR DE DIOS”

  1. Amada Pastora Rome gracias por edificar siempre nuestras vidas, con la palabra de Dios y consejo con sabiduría de Dios nuestro deseo es que nuestro amado Sr. Jesucristo siga guiandola , y dándole aún más sabiduría , bendecimos su vida y ministerio en el nombre de Jesús , le amamos entrañablemente, y le mandamos un cariñoso abrazo y con mucho respeto y agradecimiento

Los comentarios están cerrados.

Arriba