Mensaje del Pastor Humberto Trejo

Pastor Humberto y Rome TrejoEstimados Pastores y Líderes:

Todos sabemos lo importante que es la Iglesia Local y lo significativo que es el pertenecer al Cuerpo de Cristo. ¿Qué tendría en mente el Señor Jesús al decir: “… y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos…”? ¿Qué querría enseñarnos al declarar estas hermosas palabras?

Jesucristo es La Roca.

Nos revela que Jesucristo, el Hijo de Dios, es La Roca.

15El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? 16Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. 17Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. (Mateo 16:15-17)

¿Por qué dijo Jesús: “sobre esta roca”, señalándose a Él mismo?

Debido a que vino a cumplir todo lo que se había hablado de Él; Jesús vino a levantar un templo y a edificar una Iglesia, un cuerpo espiritual. Dentro de todo este concepto, Él se presenta como la Roca, la Piedra Principal, el Ángulo de construcción; Él es el arquitecto de esta monumental y magnífica obra, y nosotros “piedras vivas”, colocadas por el Espíritu Santo para Su gloria y honra.

19Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, 20edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, 21en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; 22en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu (Efesios 2:19-22)

Jesús reveló a sus discípulos que Él es “La Roca” sobre la cual toda “piedra viva” se establece bajo principios claros dentro del reino.

Confesar que Jesucristo el Hijo de Dios es La Roca. (vs. 15-17)

La Roca no es Pedro como persona, ya que Jesús sustituyó la palabra petra (una roca colocada en el fundamento de una edificación), por petros (que en griego significa piedra pequeña o fragmento de petra (la cual, también en griego, significa una roca grandísima).

Creemos que el Señor quiso decir que Él mismo es la Roca (petra) sobre la cual descansa la Iglesia. Observemos en 1 Co. 3:10, 11 y 10:4, que la Iglesia (ekklesia), era una asamblea de ciudadanos libres, llamados fuera de sus casas y centros de negocios para atender temas de interés público (Hch. 19:32, 39, 41). Si aplicamos este concepto al pueblo de Dios, la Iglesia está formada por todos aquellos que han sido llamados fuera del mundo (1 P. 2:9.) y que voluntariamente, por fe, se han unido al Señor para Su gloria y alabanza.

Si observamos 1 P. 2:5-7, podemos pensar que Pedro es la primera de millones de piedras vivas para formar y edificar el cuerpo espiritual de Cristo, que es la Iglesia.

Es importante tener las bases sólidas de la Palabra, como una confirmación de fe, aceptando que todas las Escrituras hacen referencia a que Cristo es la Roca espiritual en la cual estamos fundamentados.

  1. Sal. 18:2, 31, 46.
  2. Sal. 19:14.
  3. Sal. 27:5.
  4. Sal. 28:1.
  5. Sal. 31:2, 3.
  6. Sal. 42:9.
  7. Sal. 61:2.
  8. Sal. 62:2, 6, 7.
  9. Sal. 71:3.
  10. Sal. 73:26.
  11. Sal. 89:26.
  12. Sal. 94:22.
  13. Sal. 95:1.
  14. Sal. 114:8.
  15. Sal. 144:1. p. Is. 17:10.
  16. Hab. 11:12.
  17. Ro. 9:32, 33.

Su expresión: “las puertas del Hades”, tiene un importante significado.

Ningún poder puede ser de muerte, al grado de impedir que el Reino de Dios avance. Es una clara victoria para todos aquéllos que le pertenecen a Dios.

Las siguientes Escrituras confirman la declaración de Cristo.

  1. Hch. 4:11.
  2. Ef. 2:20.
  3. Gn. 49:24.
  4. Dt. 32:4, 15, 18, 30, 31.1
  5. 2 S. 22:2, 32, 47.
  6. 2 S. 23:3.

Las llaves sugieren autoridad.

El Señor Jesús está transfiriendo a la Iglesia Su autoridad o control de atar y desatar en la tierra.

  • Desatar: Predicar acerca de la libertad que hay en Cristo y de esta manera, poder desatar a la persona del pecado para que viva en una nueva vida en Cristo. (Ro. 6:14.)
  • Atar: La Iglesia puede atar al demonio, ordenándole salir de aquella persona. (Hch. 16:18.)
  • Sólo Jesús hace posible esta provisión de atar y desatar (Mt. 12:29)

La Iglesia puede atar y desatar de diversas maneras, según da o dirige el Espíritu Santo y la Palabra de Dios. Observe las siguientes referencias que las siguientes escrituras dan al respecto.

  1. Ef. 3:10, 11.
  2. Col. 1:12-16.
  3. Col. 2:13-15.
  4. Ef. 6:12.
  5. Ef. 1:19-21.
  6. Ap. 12:11.

Que el Señor les bendiga ricamente,

Pastor Humberto Trejo
Equipo de La Escuela Avanzada

Arriba