Saludos del Pastor Jacobo Mondragón

Pastores Jacobo y Marjorie MondragónMarzo, 2015

Amados consiervos en el establecimiento del Reino de Dios,

Que la bendición de nuestro Señor Jesucristo esté con cada uno de ustedes.

Después de nuestro seminario de Escuela Avanzada, donde hemos hablado del proceso general que Dios ha dado a la iglesia para su edificación, quiero recordarles que “de los cimientos a los acabados” tenemos una promesa maravillosa: La presencia de nuestro Señor Jesucristo acompañándonos, fortaleciéndonos y ungiéndonos para poder ser colaboradores suyos en la edificación de la iglesia.

En las Sagradas Escrituras tenemos grandes promesas de Dios, como en el libro de Hechos 3:19-21, en especial el versículo 21 donde el Señor nos da la promesa de que Él restauraría todas las cosas.

Muchos de nosotros hemos pensado que cómo nos gustaría vivir en los tiempos apostólicos; más aún, otros han soñado con haber sido discípulos de Jesús mientras Él caminaba sobre la tierra. Pero pienso que eso entrañaba un gran peligro, pues posiblemente hubiéramos sido también de los que gritaron “crucifíquenle” a pesar de haber visto sus milagros y sus obras maravillosas. Por eso creo que nacimos en el momento justo del plan de Dios y el Señor nos está permitiendo vivir los últimos tiempos donde la presencia de su Espíritu Santo nos da la seguridad, nos ve a nosotros caminar con el Señor y somos objeto de la restauración de todas las cosas. No sólo las que se vivieron en los tiempos apostólicos, sino como dice la Escritura: todas las que fueron habladas por sus santos profetas en la antigüedad. Aunque las promesas del Nuevo Testamento no habían sido dadas, esta declaración incluye todas, y cuando dice todas, son las que ya habían sido dadas y las que iban a ser dadas en el futuro de la iglesia.

Nos toca estar atentos, nos toca estar sensibles a la voz del Espíritu Santo. En la medida que seamos sensibles a la voz del Señor, vamos a ver a la iglesia crecer, fortalecerse y cumplir con su llamamiento. Nos ha tocado vivir para ayudar en los acabados. Hoy la iglesia debe ser relevante, la iglesia debe ser pertinente, la iglesia debe responder a los retos y necesidades que nuestra generación le ha planteado. Es por eso que en nuestro seminario de Escuela Avanzada aportamos herramientas para que cada uno de nosotros, como colaboradores de Dios, edifiquemos la parte que el Señor nos ha encargado.

He estado pastoreando por los últimos 35 años y me ha tocado ver muchos cambios dentro de la iglesia en general; unos para bien, otros para mal. Procuro siempre mantenerme alerta y estar escuchando noticias de lo que Dios está haciendo alrededor del mundo. Esto me ha servido para mantenerme dentro de los parámetros, para mantener a la congregación que el Señor me ha encargado, al día en cuanto a Su mover. Tantas veces hemos estado predicando sobre algún tema en particular y cuando vemos las noticias (estoy hablando de noticias cristianas), solamente confirmamos que es la voz del Espíritu Santo que está dirigiendo a su iglesia por toda la tierra.

¿Cómo vamos a contribuir a los acabados si no escuchamos la voz del Señor? ¿Cómo vamos a contribuir a los acabados si no caminamos en la unidad de la iglesia? Es por eso que les animo a buscar al Señor, a estudiar Su Palabra y preguntar continuamente al Espíritu Santo cuál es la dirección que tiene para nosotros hoy.

Así que tenemos una responsabilidad muy grande. El mundo se hace más secular cada día y hay un vacío espiritual más profundo. Se percibe en el ambiente, hoy más que nunca. La iglesia tiene que ser pertinente. Tiene que tener la Palabra, tiene que tener la unción para responder a la necesidad que el mundo nos plantea hoy.

En Escuela Avanzada de Ministerio queremos contribuir a mantener a la iglesia en el rumbo correcto. Es por eso que el equipo y los maestros estamos siempre en una continua búsqueda de la presencia de Dios para ofrecer en los diferentes seminarios, ya sea Pomona, California, Chicago, Illinois, Cuernavaca, Morelos y muy pronto también en Tijuana, enseñanza que apunte a un despertar para servir a Dios con gozo, con alegría, con metas y edificar con calidad para que Cristo Jesús sea glorificado en todos y cada uno de nosotros.

Les animo a consultar las páginas de Escuela Avanzada de Ministerio para las diferentes regiones mencionadas. Ahí aparecerán temas, maestros y fechas en que usted puede participar y crecer juntamente con nosotros.

Contamos con usted para extender esta invitación a cuantos siervos de Dios conozca, tanto en su área como fuera de ella, para asistir a uno de los seminarios de Escuela Avanzada.

Reciba un cordial saludo de nuestros pastores y apóstoles Bill y Gerda Brown, los cuales se mantienen activos y siempre con el ánimo de servir a todos y cada uno de ustedes.

En esta ocasión me ha tocado el privilegio de dar este saludo y esta palabra, que espero sea de bendición para todos. Dios les bendiga y hasta pronto.

Pastor Jacobo Mondragón
Pastor General Centro Cristiano Cuernavaca y
Miembro del Equipo de la Facultad de
Escuela Avanzada de Ministerio

Arriba