Firmes en la fe

Bendiciones, ¡qué gusto poder saludarlos!

Soy el pastor Jacobo Mondragón, pastor del Centro Cristiano Cuernavaca y miembro de la junta directiva de Escuela Avanzada de Ministerio. Reciban un saludo de toda la facultad y muy especialmente de nuestro pastor y apóstol Hno. Bill Brown.

Por más de treinta años Escuela Avanzada ha trabajado para equipar a los pastores y líderes con el fin de que ellos a su vez edifiquen la iglesia de Cristo, y no nos vamos a detener en este llamamiento; al contrario, estamos con renovadas fuerzas para seguir adelante y que juntos podamos ver a Cristo reinando en el corazón de los hombres.

Permítame compartir algo con usted:

“No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.” Romanos 12:2 NVI

Hace algunos años guiado por el Espíritu Santo declaramos una palabra: “La última batalla que libraremos será en la mente”. En realidad no sabíamos cuánta verdad está detrás de esta declaración, pero mientras avanzan los tiempos, esto se ha hecho evidente, y hoy es toda una realidad. Los tiempos que nos han tocado vivir son muy complejos, sobre todo para algunos de nosotros que ya pasamos de cierta edad. Tengo que estar preguntando frecuentemente, ¿qué significa esta palabra, qué significa esta otra? Y los diferentes movimientos humanistas, sobre todo los relacionados con LTGB+ basados en lo que llaman “la percepción” que no permite ubicarse con facilidad y que prácticamente hoy todo lo contrario a ellos es ofensivo. Hombres que se auto-perciben mujer, mujeres que se auto-perciben hombre, adultos que se auto-perciben niños y personas que se auto-perciben animales o cosas. En otras palabras “Se auto-perciben”, es una idea, es solo una percepción pero que está modificando la vida de miles de personas. ¿Dónde está el asunto? Ideas, esta es la respuesta, ¡ideas!

Por esta razón se hace hoy más importante tanto la lectura, como el estudio, de la Palabra de Dios. El apóstol Pablo habló a su discípulo Timoteo que tomara cuidado de esto:

“Ahora bien, ten en cuenta que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. La gente estará llena de egoísmo y avaricia; serán jactanciosos, arrogantes, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, insensibles, implacables, calumniadores, libertinos, despiadados, enemigos de todo lo bueno, traicioneros, impetuosos, vanidosos y más amigos del placer que de Dios. Aparentarán ser piadosos, pero su conducta desmentirá el poder de la piedad. ¡Con esa gente ni te metas!” 2 Timoteo 3:1-5 NVI

Basta leer hasta el versículo 5 de este capítulo 3 para encontrar una lista de pecados y problemas que son evidentes hoy. Tiempos peligrosos dijo Pablo, tiempos de mucha confusión y pecado desenfrenado. Por lo tanto, no podemos conformarnos a este mundo, como leímos en Romanos 12, sino que tenemos que renovarnos. “No se amolden al mundo actual”, dice la Nueva Versión Internacional. Es evidente que nos ha tocado ser cristianos en un mundo que no lo es. ¿Lo comprendemos? Tenemos que ser cristianos en un mundo pagano y perverso, y aún sufrir lo que ello representa.

Por supuesto que es complicado, pero no imposible. Difícil cuando lo queremos hacer por nuestra cuenta, fácil cuando dejamos que Cristo viva en nosotros y nos guíe a toda verdad. Yo no tengo que buscar en mi mente para saber quién soy, yo no tengo que buscar en mi mente para saber qué soy. Nuestra identidad está segura y firme en lo que Dios nos hizo y llegamos a tener contentamiento de lo que somos cuando Cristo gobierna en nuestro corazón.

Cuando nos convertimos al Señor, nuestro corazón es cambiado y nuestra mente es renovada. ¡Qué gran bendición! Es una obra divina. Primero nuestro corazón es cambiado, hay un nuevo nacimiento, el viejo hombre es sepultado y uno nuevo surge en esa obra de gracia. Primero se establece la necesidad de tener un nuevo nacimiento, que nos dé vida nueva.

“—De veras te aseguro que quien no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios —dijo Jesús.” Juan 3:3 NVI

Luego se nos da a conocer que un nuevo hombre surge por la obra del Espíritu Santo aplicando una nueva naturaleza que nos inclinará a hacer la voluntad de Dios y vivir una vida nueva. Una nueva mente, un nuevo corazón que desea, que anhela, que busca la voluntad de Dios.

“Sabemos que nuestra vieja naturaleza fue crucificada con él para que nuestro cuerpo pecaminoso perdiera su poder, de modo que ya no siguiéramos siendo esclavos del pecado;” Romanos 6:6 NVI

El apóstol Pablo era un verdadero padre espiritual preocupado porque sus hijos caminaran en la verdad del evangelio y que lograran derrotar toda esa tremenda carga, tanto espiritual como ideológica. Muchas de las filosofías que vivimos hoy tienen su origen en las corrientes de pensamiento desarrolladas en los tiempo apostólicos, por lo tanto encontraremos en la Palabra de Dios las claves para salir victoriosos así como ellos.

Es por eso que los animamos a mantenerse en constante capacitación y estudio de la Palabra de Dios. En Escuela Avanzada de Ministerio, tenemos la meta de poder ayudar a los pastores y líderes a llevar este mensaje, que es un mensaje poderoso, porque es un mensaje transformador. Desarrollamos temas que son tanto teológicos como prácticos, de cómo hacer esta labor de una manera efectiva. También procuramos tener maestros que no solo saben y pueden desarrollar un estudio de la Palabra de Dios, sino que han demostrado con testimonio que son efectivos para ello.

Hemos determinado tener Escuela Avanzada de Ministerio presencial en el próximo mes de enero del 2023 y mantenerlo en línea de manera permanente. Lo presencial estará sujeto a los tiempos y circunstancias, pero no nos detendremos, seguiremos adelante. Así que hagan planes para estar en Cuernavaca del 23 al 26 de enero de 2023. Nos dará un enorme gusto verlos y saludarlos, esperando que para entonces ya no usemos cubre bocas y podamos vernos al rostro y alegrarnos en la presencia del Padre celestial.

Con gozo en el Señor, su siervo,

Jacobo Mondragón Aroche

Arriba