Declaración Doctrinal

  1. Creemos en la inspiración verbal activa del canon aceptado de las Escrituras como fueron dadas originalmente (2 Timoteo  3:16; 1 Corintios  2:1).
  2. Creemos en la Divinidad Eterna que se ha revelado como UN SOLO DIOS que existe en TRES personas. PADRE, HIJO, y ESPÍRITU SANTO, que se pueden distinguir pero son invisibles. (Mateo  28:19; 2 Corintios 13:14).
  3. Creemos en la creación, prueba y caída del hombre como está registrada en Génesis, su depravación total espiritual y su inhabilidad de obtener una justicia divina (Romanos  5:12, 18).
  4. Creemos en el Señor Jesucristo, el Salvador de los hombres, concebido del Espíritu Santo, nacido de la virgen María verdaderamente Dios y verdaderamente hombre (Lucas 1:26-35; Juan 1:18; Isaías 7:14; 9:6).
  5. Creemos que Cristo murió por nuestros pecados, fue sepultado y se levantó al tercer día, y que apareció personalmente a sus discípulos (1 Corintios 15:1-4, Romanos 4:25).
  6. Creemos  en la ascensión de Jesús en su cuerpo al cielo. Su exaltación y Su segunda venida en persona literalmente, por su iglesia (Juan 14:2; 1 Tesalonisenses  4:13-18).
  7. Creemos en la salvación del pecador por gracia por el arrepentimiento y fe en la obra perfecta y suficiente de Jesús en la cruz del calvario por medio de la cual podemos obtener remisión de pecados (Efesios  2:8-9; Hebreos 9:12; Romanos 5:11).
  8. Creemos en la necesidad del bautismo en agua por inmersión en el Nombre de la Divinidad Eterna para poder cumplir con el mandato de Cristo (Mateo 28:19; Hechos  2:39; 19:1-6).
  9. Creemos en el bautismo del Espíritu Santo como una experiencia después de la salvación, con la evidencia Escritural de hablar en otras lenguas como el Espíritu da que hablar  (Hechos 2:1-4; 8:4-17; 10:44-46, Gálatas 3:14-15).
  10. Creemos en la operación de los dones del Espíritu como son enumerados en 1 Corintios 12:14 manifestados en la Iglesia primitiva.
  11. Creemos en la vida de una llenura del Espíritu, una vida de separación del mundo y perfeccionando santidad en el temor de Dios, como una expresión de la fe cristiana (Efesios 5:18; 2 Corintios 6:14; 7:1).
  12. Creemos en la sanidad del cuerpo por el Poder Divino o sanidad Divina en sus aspectos variados como fue practicada en la Iglesia primitiva (Hechos 4:30; Romanos 8:11; 2 Corintios 12:9; Santiago 5:14).
  13. Creemos en la Mesa del Señor, comúnmente llamada La Comunión o la Santa Cena para creyentes (1 Corintios 11: 23-32).
  14. Creemos en la vida eterna para los creyentes (Juan 5:24; 3:16) y el castigo eterno para los incrédulos (Marcos 9:43-48; 2 Tesalonisenses 1:9; Apocalipsis 20:10-15).
  15. Creemos en la realidad y personalidad de Satanás y su juicio eterno juntamente con sus ángeles (Mateo 5:41; Apocalipsis 20: 10-15).

Además afirmamos que:

  1. La forma bíblica del gobierno de la Iglesia es un liderazgo de pluralidad de ancianos con un ministro principal, quienes son calificados según su vida espiritual, carácter, vida doméstica y habilidad para gobernar (1 Timoteo 3).
  2. La Iglesia de Jesucristo es el último instrumento que Dios esta usando para extender Su Reino antes de la segunda venida de Cristo (Mateo 16:18; Efesios 1:20-23; 3:10).
  3. La iglesia local es completamente autónoma: esto es se gobierna, es autosuficiente en su economía, se propaga en su estado maduro.
  4. Cada creyente en Cristo tiene que estar sujeto a la autoridad de Dios en una Iglesia local específica para su protección espiritual y para ser fructífero a largo plazo (Hebreos 13:17).
  5. La base teológica para entender todos los tratos de Dios con la humanidad se encuentran en los pactos divinos revelados en la Escritura.